domingo, 25 de octubre de 2009

EL VALOR DE LA POLÍTICA

RICARDO ALFONSÍN


DISCURSO RICARDO ALFONSIN
ROSARIO 10/10/09

Video Discurso
Primera parte http://www.justin.tv/clip/5f2fe85718c52433
Segunda parte http://www.justin.tv/clip/eea81d5e306674c2
Desgrabación hecha por Sebastian Gabriel Garcia (sepan perdonar los errores – las indicaciones entre paréntesis son mías)

Queridas amigas y queridos amigos, de la Unión Cívica Radical de la República Argentina, hemos estado debatiendo durante cuarenta y ocho horas acerca de las circunstancias por las que estamos atravesando los argentinos y el desafío que ellas representan para la política en general y para la Unión Cívica Radical en particular. Hemos conformado un encuentro que procura recrear, recuperar, los ámbitos nacionales de deliberación y debate que habían sufrido en los últimos tiempos un debilitamiento. Después del 2001 con la crisis del partido casi como un reflejo defensivo, la mayoría de nuestros dirigentes, la mayoría de los dirigentes del partido nos refugiábamos en los territorios provinciales y se registraba una tendencia a la provincialización de la organización partidaria. Y a veces era peor porque hacia adentro de la provincia reducíamos nuestra vocación de poder, los temas de debate y discusión, a la cuestión vecinal, a la cuestión municipal. Hoy estamos dando el puntapié inicial para recuperar un espacio de debate nacional que recupera la vocación por el poder nacional y que sin ninguna duda, si hacemos las cosas bien de aquí en adelante, si somos capaces de actuar con inteligencia, con grandeza, con patriotismo y con desinterés, el próximo 2011 vamos a imponernos al justicialismo en cualquiera de las versiones y tendrá la República Argentina un nuevo gobierno radical.
Pero hay que seguir discutiendo. No es cuestión solamente de esperar los errores que cometan nuestros adversarios, que ojala no los cometan. No es cuestión de esperar que de manera espontánea se siga produciendo, pronunciando, esta expectativa de la sociedad con relación a nosotros. Tenemos que tomar decisiones muy importantes, de aquí en adelante en una Argentina muy difícil, y eso requiere el debate y la deliberación. A nivel partidario y con las otras fuerzas políticas del acuerdo cívico. Y no hay debate auténtico si somos excluyentes. Todos tenemos que participar en esta discusión. Solamente es auténtico y válido cuando confrontan quienes piensan diferente, quienes pueden tener visiones diferentes acerca de lo que hay que hacer de aquí en adelante. Y esto es lo que queremos promover en el partido. Nadie es dueño de la verdad, lo decía creo Ricardo (por Ricardo Gil Lavedra), en la vida y mucho menos en política. La política es el ámbito de lo incierto, de lo contingente, de lo verosímil, nunca tendremos la certeza de que la decisión que tomamos es la más acertada, pero para procurar, para tener mayores garantías acerca del acierto, es necesario el debate, la reflexión y la discusión de todas las voces, para asegurar, les decía, que las decisiones sean las más correctas y no defraudemos la expectativa que la sociedad se ha generado respecto del Acuerdo Cívico y en particular de la Unión Cívica Radical. Acerca de estas cosas hemos estado debatiendo, y de muchas otras y hay que continuar haciéndolo. Yo me acuerdo cuando Alfonsín pronunciara su último discurso al dejar inaugurada las sesiones ordinarias del congreso del año 1989, el pronunció una frase, tres declaraciones, tres afirmaciones, tres confesiones, no sé cómo decirlo. Que tuvieron una lectura obvia, pero que a mí me parecía que representaban un desafío para la política y para el partido. Él dijo en aquella oportunidad, explicando que no habíamos podido resolver todos los problemas tratando de dar una explicación respecto de las cuestiones pendientes que quedaban en la Argentina. Él dijo, “no pudimos”, “no supimos”, “no quisimos”. Y para mí en estas tres confesiones “no quisimos”, “no supimos” y “no pudimos”, se encuentra un desafío para el partido. Y diría que en el fondo hemos debatido sobre estas tres cuestiones.
“No quisimos”, nos remite a nuestra identidad. Jamás hubiéramos podido hacer en el radicalismo lo que hizo el justicialismo en la década del 90 porque eso hubiera sido traicionar nuestras convicciones. Y es bueno que se sepa qué somos. Dijo “no supimos”, no voy a hablar de esto, voy a referirme para ser más breve … no quería hacer un discurso sino reflexionar pero me traiciona mi naturaleza … Dijo después, “no supimos”, y esto es otro desafío. Por supuesto, nunca sabremos todo, pero ese debe ser el objetivo, saber realmente, como se planteó ayer, contar con capacidad de diagnóstico, con capacidad de propuesta, desde la Unión Cívica Radical para proyectarnos con autoridad frente a la sociedad. Que sepa que además de conocer los problemas somos capaces de formular las propuestas para resolver los problemas. Y el otro desafío, a éste si me quiero referir también, el “no pudimos”, que vincula el programa y el poder. Otro desafío para la política y para el partido. Hablemos primero del “no quisimos”, de nuestra identidad. Yo me acuerdo también en la década del 90 cuando se hablaba del Estado mínimo, cuando se cantaban loas al mercado, cuando se hablaba del fin de las ideologías, cuando se decía que había llegado el fin de la historia, semejante frivolidad. Parecía que en adelante nos quedaba nada más al género humano otra cosa que repetirse de manera indefinida. En aquellos tiempos frente a la proporción importante que adherían al discurso único, incluso en nuestro partido, se empezó a hablar de la necesidad de repensar nuestra identidad, cosa que me parece alterar al orden natural de las cosas. No es la identidad la que se elige, es desde la identidad desde donde se elige, y nosotros sabemos cuál es la identidad de la Unión Cívica Radical. Y a esto me quiero referir de manera breve. Está contenido en lo que dijo Cachi (por Juan Manuel Casella), podríamos hablar horas, y además a mí me encantaría, de la identidad del partido. Pero quiero destacar dos o tres ideas que para mí son fundamentales, seguramente algunos dirán que son obvias … para nosotros que nos formamos en la Unión Cívica Radical, pero no son tan obvias para quienes no tienen la formación política que podemos traer o haber adquirido quienes nos hemos formado en la militancia política. Hablaban, se acuerdan ustedes, de la desaparición de la izquierda y la derecha. Eran los tiempos del discurso de la gestión, cuando se hablaba de posiciones ideológicas, cuando se decía que una política era de derecha o de izquierda, algunos respondían: “son categorías superadas, son obsolesencias de la historia, residuos inútiles de la historia, lo importante es la gestión”. La política se disolvía en técnica de gestión. Por supuesto que la gestión es importante, pero primero hay que discutir los fines. Es en función de los fines que se definen los medios. Decir que lo único importante es la gestión, es tan tonto como decir por ejemplo que los fines no existen, que lo único que importan son los medios. A quién se le ocurriría plantear semejante inconsistencia. Claro que existen diferencias. No es la ideología … yo digo que el partido es una concepción moral más que ideológica. Pero existen diferencias, siguen existiendo estas categorías. Y yo diría que hay dos o tres ideas que seguramente coincidirán ustedes conmigo diferencian a ambas categorías. En primer lugar la idea de política. No es lo mismo la política para la derecha que para la izquierda, son conceptos diferentes, filosofías diferentes. ¿Qué es para la derecha la política?, claro, es la actividad que se encarga de organizar la sociedad, hasta ahí vamos a coincidir, pero a partir de allí empiezan las diferencias. Para la derecha la política es un mal necesario. No es que lo digan los dirigentes políticos, algunos lo dicen, lo dicen los pensadores de la derecha, los inspiradores de los dirigentes políticos de la derecha … la política es un mal necesario. Lamentablemente, dicen ellos, no podemos prescindir de la política, por eso la política mínima, por eso el Estado mínimo. Para la derecha la política se limita, debe limitarse, a las cuestiones en las que está en juego la integridad física, o la vida o la libertad de la gente, de allí la policía, de allí el Código Penal, de allí los Tribunales Penales. Para la derecha la política debe limitarse a proteger derechos presociales, prepolíticos, el derecho a la propiedad que se vería vulnerado si no hubiera Tribunales; que aseguraran el cumplimiento de los contratos por eso el Código Civil y el Código de Comercio y los Tribunales Civiles y Comerciales. Para la derecha, por supuesto que estoy esquematizando, para la derecha la política debe limitarse a hacer aquellas cosas que no puede hacer nadie por sí solo; la defensa frente a eventuales agresiones de potencias extranjeras, por eso los Ejércitos, por eso la inteligencia del Estado. Esta es la concepción de la derecha, qué lejos esta idea del mal necesario, qué lejos de lo que pensamos nosotros que creemos que la política es una de las actividades más nobles que puede encarar el ser humano. Es una de las actividades más nobles muchachos, a ustedes se los digo. En la vida … la vida no es solamente para disfrutarla, para rodearse de confort, para pasarla lo mejor posible, desde luego que hay que procurar ser feliz en la vida, pero a la vida hay que darle sentido. En la vida hay que hacer cosas importantes, trascendentes, y nada hay, nada hay en la vida más trascendente que trabajar por mejorar la condición del hombre, y se puede, desde luego, trabajar por esto desde muchas actividades, pero la actividad por excelencia para trabajar por la condición humana es la política. Porque nosotros no la entendemos como la derecha. ¿Qué es para nosotros, para la socialdemocracia, para la centroizquierda, para el radicalismo, la política? ¿En qué nos diferenciamos con la derecha?. Para nosotros, la política es como para la derecha, la actividad que procura organizar la sociedad, pero ahí se acaban las coincidencias. Por supuesto, coincidimos, la política debe garantizar la seguridad, la defensa, el cumplimiento de los contratos, el derecho de propiedad. Pero es mucho más que eso la política, muchísimo más que eso. Para nosotros, la política es la actividad que procura organizar la sociedad de modo tal que cada uno de sus miembros pueda vivir con dignidad, ésa es la política para la Unión Cívica Radical. Y la dignidad del hombre, puede ser agraviada en distintos niveles, en distintas esferas de las relaciones humanas o de la convivencia. No solamente se agravia la dignidad del hombre desde el poder político, se puede agraviar la dignidad del hombre en las relaciones económicas, de allí las leyes laborales, de allí la organización sindical, de allí la jornada de trabajo de ocho horas, de allí la jubilación y de allí la indemnización, porque necesita la actividad económica regulaciones del Estado si no quiere que se produzcan allí agravios importantes a la dignidad del hombre. Y también en la esfera del conocimiento se puede agraviar la dignidad del hombre, de allí la escuela pública, de allí las universidades gratuitas para todos los argentinos, de allí la necesidad de garantizar el acceso a la cultura. En la esfera de las relaciones políticas, desde luego, se puede agraviar, pero hay alguna otra esfera, en todas las esferas de la sociedad, en la relación de los géneros; ustedes saben las mujeres, cómo se puede agraviar la idea de la dignidad si no se regula adecuadamente la relación entre los géneros. Cuánto tiempo fueron postergados los derechos de las mujeres. En fin, esta es la idea nuestra. Primera diferencia de la derecha, nos apuran pretendiendo que cuando nos preguntan cuál es la diferencia entre la izquierda y la derecha los aburramos con programas de gobierno. Los programas cambian según los tiempos, pero estas concepciones filosóficas básicas no se modifican. Para nosotros la política es eso. Hay algunos que dicen que entre moral y política no existe ninguna relación, que son autónomas, pueden coincidir o pueden no coincidir, y a eso lo dice la derecha. Porque dice que la política no tiene derecho a priorizar concepciones morales. Para nosotros es muy distinta. Para nosotros la política sin moral es basura. Para nosotros la política sin moral es poder bruto. Para nosotros la política sin moral no es política. Para nosotros, para el radicalismo la política es una ética de lo colectivo. Es una actividad que está orientada a realizar la ética en la sociedad. Esa es la diferencia fundamental, no quiero extenderme podría seguir hablando sobre esto … claro que es difícil encarar la política de esta manera, claro que es difícil, es mucho más fácil pertenecer a la derecha. Claro que es difícil. Y creen ustedes que alguna vez fue fácil hacer política impregnando esta actividad de dimensión moral, creen ustedes que fue fácil alcanzar las principales conquistas de las que hoy goza la humanidad. Creen que fue fácil adquirir el derecho a elegir y ser elegido. Creen que fue fácil sancionar leyes que prohibieran que el trabajador tuviera que trabajar más de ocho horas diarias. Creen que fue fácil conseguir la escuela pública. Creen que fue fácil conseguir que en los Estados Unidos gobierne un hombre de color; cuántos tuvieron que morir antes de Barack Obama para que se pudiera progresar en este sentido. Claro que es difícil. Y si no fuera difícil no sería importante, les aseguro, por eso somos importantes, porque nos proponemos objetivos difíciles. La dificultad misma de nuestras aspiraciones habla de la trascendencia y la importancia. Por eso decía, creo que no es de don Arturo pero todo el mundo se lo atribuye a él y es bueno porque si no lo dijo lo podría haber dicho, “es difícil ser radical pero vale la pena serlo”. Bueno, en la moral … es difícil pero no hay que renunciar , es difícil muchachos, es muy difícil, claro que es difícil y si es necesario perder elecciones hay que perder elecciones, y si es necesario que no nos acompañen durante el gobierno, también, pero no traicionemos. Yo les digo, la política es lucha, no como lo quiere Kirchner; la política es lucha, no es fácil amigos, quien quiera pasarla bien en la vida que se dedique a otra actividad. La política es lucha y en general son más las razones para preocuparse que las razones para alegrarse. La política es lucha, la vida es lucha. La política es lucha pacífica, democrática. Y en la vida y en la política, amigos, a veces se pierde y a veces se gana, depende de la relación de fuerzas. Lo que no se hace jamás en política, lo que ningún radical bien nacido hace jamás en política es abandonar el campo de batalla y traicionar sus propias convicciones. La lucha le da sentido a nuestro partido.
Termino … amigos … termino … quisiera hablar, algunos dicen que soy medio castriano porque por ahi hablo mucho más de lo que permite la paciencia de algunos. Pero quiero decirles una cosa más que tiene que ver con eso de “no pudimos” … a ver si soy breve … lo de “no pudimos” no fue un reconocimiento de humildad, eso es una lectura obvia, ¿quién puede todo?, pero eso también nos remite a otra relación extraordinaria en política y es la relación entre el objetivo y el poder, entre el programa y el poder. Lo que nos estaba diciendo desde mi punto de vista, Raúl Alfonsín, era que los objetivos, los logros, las aspiraciones que nos podamos fijar son función del poder que seamos capaces de construir. Para decirlo de otra manera, las mejores políticas, tengámoslo presente muchachos, porque no crean que se trata de llegar al sillón de Rivadavia y hacer desde acá lo que creemos que hay que hacer, necesitamos poder. Y si no fíjense en lo que pasó con Lafontaine en Alemania, con Sonia Gandhi en la India y lo que nos pasó a nosotros en la década del 80. Resistimos las presiones del Fondo, resistimos las presiones del Consenso de Washington y se propusieron hacernos ir escupiendo sangre. Podrán decir de nosotros muchas cosas, pero jamás podrán decir que traicionamos nuestras convicciones. No podrán decir jamás que en aquella transición dimos un solo paso en sentido contrario a la defensa de los intereses populares. Después lo hizo el justicialismo y tuvieron que pasar diez años para que propios y extraños se dieran cuenta del error que se estaba cometiendo en Argentina. Les digo, la política es poder, no solamente buenas intenciones, buenas ideas, es poder. Las mejores ideas, los mejores programas, los mejor inspirados, los hombres más inteligentes pueden fracasar si la relación fuerzas entre el gobierno, para decirlo de manera sencilla, y el adversario, es adversa. La política es relación de fuerzas también, y la relación de fuerza no se mide solamente en función de la relación que existe en las instancias político institucionales, eso es una esfera de la sociedad, quizás no es la más complicada. La relación de fuerza se mide en función de la relación de fuerza que existe en otras esferas de la sociedad, fundamentalmente en el campo de la economía y en el campo mediático. Podemos ser mayoría en el Parlamento y sin embargo nos pueden poner la opinión pública en contra porque no somos nosotros, no estamos nosotros en condiciones de generar conciencia en la sociedad y pueden tomarse decisiones desde el poder económico que pueden hacer fracasar las políticas mejor inspiradas. Así es el capitalismo, no es ilegal esto. ¿Saben lo que le hicieron a Schröder?, un poco el radical de allá de Alemania, después de diez años de gobiernos conservadores, que habían disminuido los impuestos, existía un déficit en materia de vivienda extraordinario, en materia de educación y en salud, cuando llega la socialdemocracia su Ministro de Economía Oskar Lafontaine, un economista, un intelectual, de gran peso, me gustaría traerlo a la Argentina, aunque él luego hizo algo que a mí no me gustó porque se fue del partido socialdemócrata, se fue al partido verde, eso es un error, es peor el remedio que la enfermedad … bueno, llegan al gobierno, … esto está escrito eh!, por él en el libro que se llama “El Corazón late a la izquierda”, no es casual que el corazón late a la izquierda muchachos eh!, por algo será … bueno … porque política se hace con esto también (se señala la cabeza) pero con esto (se señala el corazón), y con otras cosas que están más abajo (no señala nada)… bueno, pero les decía … les decía … les decía, ¿saben lo que le hicieron?, cuando llega al gobierno y le dice al presidente, el Ministro de Economía, Lafontaine le dice al Presidente: “mire creo que hay que saldar el déficit social, en vivienda, en educación, en salud, que existen, han ganado muchísima plata las empresas en los últimos años, pero hay un déficit social muy grande, tenemos que modificar el sistema tributario”. No es que hablaban de expropiaciones, por supuesto ni mucho menos … sistema tributario … elabora un proyecto de ley, trasciende la elaboración de este proyecto y a los pocos días se le presentan al Presidente de la República, lo podemos nombrar porque no hay medios no? Los principales representantes del establishment : Mercedes Benz, BMW, el Deutsche no sé cómo se dice Bank, Siemens, varias empresas representantes del establishment y le dicen más o menos esto, “Señor Presidente o usted deja sin efecto ese proyecto, no lo envía, o nosotros vamos a hacer lo siguiente, vamos a despedir empleados, vamos a retirar las empresas del país, vamos a subir los precios, vamos a vender los títulos, vamos a iniciar movida sobre los depósitos bancarios”, una serie de amenazas, que no son ilegales muchachos, quién no pide a uno vender su empresa, retirarla a otro lado, despedir empleados , en el capitalismo eso no está prohibido, y además intenten prohibirlo … bueno, porque hay que tener poder … bueno, entonces, les cuento, ¿saben quién se fue?, se fue Lafontaine y se quedaron, y no porque Schröder haya traicionado, porque ¿saben qué pasaba amigas y amigos?, y este es el problema y es quizás la principal deuda que tiene la política, a veces yo no sé si tengo una visión demasiado exagerada acerca de las dificultades, pero a veces me parece que hablamos con una facilidad extraordinaria acerca de las cosas que podríamos hacer si llegáramos al gobierno. ¿Saben qué es lo que pasa?, que le capitalismo funciona así, y la principal deuda de la política en tiempos de globalización, en tiempos en los que se cayó el Muro de Berlín, en tiempos de la revolución tecnológica que permite el traspaso de un lado a otro de las empresas, en tiempos en los que se puede prescindir, lo que hacían antes cien obreros hoy lo hacen dos, en tiempos de revolución de internet y mediática, en todos estos tiempos la política ha perdido poder. A esto también lo tenemos que discutir, con los intelectuales, porque desde el campo del pensamiento también existe una deuda en este sentido. La política ha perdido poder. No estamos frente a una crisis de representación. Sí, asume la forma de una crisis de representación, pero estamos frente a una crisis mucho más compleja. Estamos frente a una crisis de la política, no a una crisis política. Una crisis de la política. La política no puede hacer por la sociedad, por lo menos la política entendida como la entendemos nosotros, no puede hacer por la sociedad, lo que la sociedad necesita que la política haga por ella. Esta es la principal deuda. Sobre esto tenemos que trabajar para recuperar poder, para hacer las transformaciones de fondo en Argentina. Esto es lo que tenemos que ponernos a pensar todos, porque como les decía no es fácil hacer política.
Pero, termino y perdónenme, les digo … nosotros tenemos doce millones de pobres dicen algunos, yo creo que son más, según Aldo Neri están cerca de veinticinco millones de pobres si consideramos otros indicadores. Ustedes creen que puede mucho tiempo soportar la democracia sin deslegitimarse, y todos saben lo que puede pasar cuando la democracia y la política se deslegitiman. Ya sabemos lo que pasó en el mundo, no creo que se puedan repetir experiencias como las que se vivieron en Italia o en Alemania , pero algo raro puede pasar, no sé qué será. No se puede durante mucho tiempo más seguir viviendo con estos niveles de injusticia. No se podrá resolver, lamentablemente de la noche a la mañana, pero además en la Argentina se han combinado dos factores que son peligrosísimos, explosivos, que es pobreza con desesperanza. Los pobres creen que son pobres ellos, sus hijos, sus nietos serán pobres, se acabó la movilidad social, hay pobreza general e intergeneracional. Esto es lo que tenemos que cambiar, recuperar la esperanza. Y tenemos que recuperar la esperanza, y para ello es necesario a la sociedad demostrarle que los políticos, además de pelearnos entre nosotros, además de agredirnos y descalificarnos entre nosotros, somos capaces de definir en conjunto con el sector del capital y el sector del trabajo un proyecto nacional que nos incluya a todos, para terminar en quince años, como máximo, con la pobreza definitivamente en el país. No lo puede hacer el mercado a esto, lo dijo Ricardo (por Ricardo Gil Lavedra) no lo puede hacer el mercado, es grave la situación. Es grave la situación, se puede tornar ingobernable si no generamos las condiciones políticas para la gobernabilidad. Hay que recuperar la esperanza de la gente, la esperanza de los que están sufriendo, no solo de los marginados y excluidos, de la clase media que se ve amenazada. Y a esto no lo hace un solo partido, muchachos, no lo hace el mercado en primer lugar por lo que dijo Olmedo (señala a la platea), el mercado crece y crece la pobreza también. Esto lo hace la política, y no un solo partido político, a esto lo hacen varios.
Por eso quiero hablar, para terminar, del diálogo. El dialogo para mí es un recurso fundamental, estratégico para la solución de los problemas en la Argentina. Yo digo que solo no dialogan los que no tiene convicciones. Los que tenemos convicciones dialogamos y a la luz del día, y no tenemos miedo de reunirnos con nadie, porque estamos pensando en resolver los problemas más serios de los argentinos. Claro, lo preocupante son los términos del dialogo, lo preocupante pueden ser los términos, las conclusiones a las que se arriban, esas si, ahí sí debemos ser muy exigentes. Si fuimos a dialogar con el gobierno, por qué no vamos a dialogar con partidos de la oposición. Tenemos que dialogar todos, entre todos. A ver, si el diálogo tiene algún significado político, alguna relevancia política, es porque dialogan entre quienes piensan diferente. Si nos reunimos a dialogar entre los que pensamos igual es un encuentro social, no es un dialogo en un sentido político. Es más, con el que más diferente piensa, con ése hay que hablar, con ése tiene sentido, si podemos por lo menos intentar, a partir de allí resolver los problemas. Fuimos a dialogar nosotros, y lo digo con respeto, que sé que hay amigos del ARI no es esto una respuesta a eso, me acordé ahora, que fuimos a dialogar con el gobierno, yo creo que fue correcto, pero a ver, ¿ustedes creen que nosotros no sabíamos que era seguramente un recurso para ganar tiempo? ¿Que no había vocación, que era una impostura? ¿Qué creen, que no lo sabíamos nosotros?. Precisamente porque sabíamos que era una impostura y para que además de saberlo nosotros lo supiera la sociedad es que los pusimos en evidencia. Fuimos a dialogar para demostrarles que son unos impostores que no creen en el diálogo. Ya no quedan dudas en la sociedad. Pero además, muchachos, ¡miremos la historia por favor!, dialogaba Mandela con los represores en Sudáfrica, dialogaba Gandhi con el Imperio en la India, dialogaban González, Aznar y Zapatero con la ETA, dialogaron las democracias y militares pactando transiciones democráticas en América Latina. Por qué, cómo podemos construir, resolver problemas tan serios si no pactamos acuerdos básicos. Por supuesto los garantes de los términos, que eso sí preocupa, eso sí, tenemos que ser muy exigentes, seremos nosotros y las fuerzas del Acuerdo Cívico.
Pero les digo, ahora sí termino. Creo que este proceso de recuperación del partido, que se ha dado por el esfuerzo, como se dijo aquí, de Gerardo (por Gerardo Morales) y tantos otros, que siguieron trabajando, que se transformaron en una suerte de guardianes de la llama de la Unión Cívica Radical. Este esfuerzo, digo, está dando sus frutos, dependerá de lo que aquí hagamos que se consolide o no. Creo que están dadas las condiciones para que seamos gobierno, pero no es ese el único objetivo, nos debe preocupar como decía Mario (por Mario Negri), que al final del gobierno podamos celebrar los aciertos, construir poder necesario, por eso cuidemos el Acuerdo Cívico. No hagamos nada que pueda frustrar el Acuerdo Cívico, de todas y cada una de las fuerzas del Acuerdo Cívico. Amigas y amigos, creo que antes de lo que imaginábamos la sociedad nos ha vuelto a mirar, más de cien años de historia nos contemplan, desde el cielo nos inspiran, nos animan y nos instan a luchar nuestros próceres, Alem, Yrigoyen, Illia, Balbín, Lebensohn, Larralde, y ahora también Raúl Alfonsín … muchísimas gracias.

http://ricardoalfonsin.wordpress.com/
http://www.alfonsin2009.com/

No hay comentarios:

gRAcias por su visita

REZO LAICO DE ALFONSÍN

REZO LAICO DE ALFONSÍN
PREAMBULO CONSTITUCIONAL

META Y MÉTODO

META Y MÉTODO
FIRMA: RAUL ALFONSIN

Hemos perdido un LEON

Hemos perdido un LEON
En la madrugada del día de la fecha 8 de Enero de 2009 falleció nuestro querido Luís "Bicho" León. Sus restos serán velados en el Congreso de la Nación a partir de las 15 hs. Recomiendo leer Semblanza de Luis Leon por Ing. Mario Jaraz

IRROMPIBLES EN CUBA

IRROMPIBLES EN CUBA
VISITA CONMEMORATIVA Y SOLIDARIA

25 años y para siempre!

25 años y para siempre!
Lo que entre todos conseguimos y lo que aspiramos a conseguir

LEOPOLDO tiene WEBos!!

LEOPOLDO tiene WEBos!!
" En esta pagina voy a tratar de reflejar mas de cuarenta años de militancia política al servicio de los intereses nacionales, de la sociedad, de quienes me votaron en mis sucesivos mandatos legislativos y partidarios y de la Unión Cívica Radical. Son décadas donde puse junto a muchos otros de mi generación, esfuerzo, lucha, trabajo, estudio y la pasión de un compromiso ideológico que aquí volcare en reflexiones, documentos, proyectos parlamentarios, acciones, comunicados de prensa y toda otra forma de expresar lo que ha sido el intento de mantener coherencia, un valor hoy descuidado por la política, en la defensa y promoción de principios nacionales, democráticos, progresistas, propios de la raíz filosófica del radicalismo y de su dilatada presencia histórica".LEOPOLDO MOREAU.

Irrompibles

NUEVOS DERECHOS HUMANOS

NUEVOS DERECHOS HUMANOS
Presidente Honorario: Ernesto Sábato /Presidente:Hipólito Solari Yrigoyen

Banderas Rojiblancas

Banderas Rojiblancas
en mi corazón!

AMIGOS CUBANOS

CUBA CUBA CUBA

CUBA CUBA CUBA
EL PUEBLO TE SALUDA

FLORentina DE RADICAL!

FLORentina DE RADICAL!
DECALOGO DE LA MUJER POLITICA (hacé click en la foto y entrá al blog de DAMAS AL FRENTE) LA FUNDACION KONEX, PREMIA A MARIA FLORENTINA GOMEZ MIRANDA El próximo lunes 10 de noviembre, a las 19 horas, la Fundación Konex realizará la ceremonia de entrega de los "Premios Konex". La misma se llevará a cabo en el Salón de Actos de la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos AiresDurante dicha ceremonia se les otorgará la "Mención Especial Konex Mercosur" a la Dra. María Florentina Gómez Miranda y Estela de Carlotto..

IUSY

IUSY
Juventudes Socialistas

FUNDACION SERGIO KARAKACHOFF

FUNDACION SERGIO KARAKACHOFF
PARA ESTUDIO DE TEMAS NACIONALES (FUTENA)

DALE VENÍ.

DALE VENÍ.
ES MOMENTO DE PARTICIPAR

Unos Capos del Reggae

Unos Capos del Reggae
CHALA RASTA

Un Click Recomendable

La Militancia trabajando por un...

Volanteada Irrompible

PAPELON LEGISLATIVO

PAPELON LEGISLATIVO
ESTO ES PRO?

ABUELAS DE PLAZA DE MAYO.

ABUELAS DE PLAZA DE MAYO.
AUN BUSCAN A SUS NIETOS. Si naciste entre 1975 y 1980 y tenés duda sobre tu identidad acercate a Abuelas

PREMIO NOBEL DE LA PAZ

PREMIO NOBEL DE LA PAZ
CREA UN FORO DE PENSAMIENTO

MADRES DE LA PLAZA

MADRES DE LA PLAZA
EL PUEBLO LAS ABRAZA! Linea Fundadora.

MARCHA POR REDISTRIBUCION

MARCHA POR REDISTRIBUCION
DE LA RIQUEZA

CELS-Centro de Estudios

CELS-Centro de Estudios
Legales y Sociales.-Denuncia:Liberan a más de una decena de acusados por crímenes de lesa humanidad