martes, 24 de noviembre de 2009

BLOG POR LA MEMORIA

RODRÍGUEZ ARAYA, Dr. Felipe (1934-1975)

Militó desde muy joven en las filas de la UCR de Santa Fe. Egresó como abogado en la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Buenos Aires y se radicó en Rosario, su ciudad, donde ejerció con pasión su profesión en tanto militaba activamente en las filas partidarias.
De profundos sentimientos progresistas, Felipe se había convertido en un símbolo de los derechos humanos, sin interesar la idelogía del perseguido. Así durante el interinato del senador nacional del Partido Justicialista doctor Italo Argentino Luder (posteriormente canidato a presidente), el doctor Felipe Rodriguez Araya fue secuestrado por los sicarios de la organización asesina “TRIPLE A”, dependientes del ministro peronista López Rega, a apareciendo el último día de setiembre de 1975 su cadaver, mutilado atroz, salvajamente, cortados sus testículos….
La indignación, junto al espanto,. No solamente del pueblo radical, sino de toda la ciudadanía hizo que, entre otros legisladores radicales, el entonces diputado nacional doctor Horacio Fidel López recordara, nueve años después, en un homenaje realizado en el cementerio rosarino de “La Piedad”, aludiera a los alcances de los actos terroristas y sostuvo que “advertimos en toda su dimensión el tremendo drama argentino y me dirigí desde mi banca al entonces presidente de la República, doctor Italo Argentino Luder, para pedirle que se investigara, para que se supiera que en la República nadie debe gozar de impunidad y menos cuando se atenta contra la vida humana. Desde luego, no se investigó como hubiera correspondido y los integrantes del grupo que lo asesinaron siguen hasta la fecha gozando de impunidad”.
Los textos que se insertan provienen de la página WEB del Instituto Yrigoyeneano de Concepción del Uruguay, que dirige el Arq, José Antonio Artusi, del Política Institucional IHY

fuente: http://diccionarioradical.blogspot.com/2008/09/rodriguez-araya-felipe-compilado-por.html





Militancia, abogacía y compromiso


Rodríguez Araya se graduó como abogado en 1961, en la Universidad Nacional del Litoral, y comenzó a militar en el radicalismo, siguiendo el camino de su padre, Agustín Rodríguez Araya, y luego en el Movimiento de Renovación y Cambio. Quizás antes que por la militancia, Rodríguez Araya cobró notoriedad a través de la defensa de presos políticos. En la nutrida historia de su carrera profesional se destacaron dos casos: El de Gabriela Cofre, militante de Montoneros detenida por la muerte del general Juan Carlos Sánchez, ocurrida el 11 de abril de 1972, y el de Liliana Olga Montanaro, del ejército Revolucionario del Pueblo (ERP), acusada de complicidad en el secuestro y muerte de Oberdan Sallustro, director de Fiat (también aquel mismo día), y que se exilió en Españe tras recuperar la libertad. Al asumir sus defensas, Rodríguez Araya se puso en la mira de los represores.
El caso de Rodríguez Araya se reactivó en 1984. La delegación Rosario de la Conadep allanó la casa de Dorrego 1638, que pertenecía a familiares de Eduardo Rebecchi. En el lugar se halló un ejemplar de "La realidad argentina", de Silvio Frondizi, firmado en sus dos primeras páginas por Felipe Rodríguez Araya.
Marta Figueroa reconoció entonces a Rebecchi -a través de una fotografía como un visitante frecuente del estudio de Rodríguez Araya. Según la esposa del abogado, Rebecchi pedía asesoramiento para la liquidación de la parrilla La Reja, ubicada en la zona norte de la ciudad y perteneciente a sus padres.
En la misma época el juez Francisco Martínez Fermoselle ordenó la captura del agente de inteligencia Walter Roscoe, al establecer que su fotografía presentaba -gran parecido- con el fotofit número 2 de la causa Rodríguez Araya Lescano.

http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/rosario/subnotas/20099-2392-2009-09-06.html



Los gritos del silencio
Ese 21 de mayo, hace 40 años, era difícil mantenerse al margen. El asesinato en la Galería Melipal del estudiante Adolfo Bello, el 17 de mayo, y el de Juan José Cabral en Corrientes, el 15 de ese mes, harían confluir a miles de personas en una Marcha del Silencio en Rosario. La convocatoria pertrechó a la policía en distintos puntos del centro de la ciudad. Ese día, la calle fue el escenario de la disputa. Los estudiantes, protagonistas de la rebelión, buscaban llegar hasta la combativa CGT de los Argentinos. En el trayecto, una bala mató a un joven obrero y alumno de una escuela secundaria. Un policía le tiró a su espalda. Luis Blanco, de 15 años, murió desangrado en el umbral de un sanatorio mientras quienes intentaban asistirlo recibían los sablazos de la policía.
"Soy médico, está agonizando", alcanzó a decirles el por entonces médico residente del Centenario, Aníbal Reinaldo, a los policías que cargaron contra el grupo que intentaba asistir al joven Blanco en el ingreso al sanatorio Palace (Italia al 700).

Entre barricadas
Reinaldo, quien había concurrido a la marcha en representación de la Asociación Médica de Rosario, había pasado de barricada en barricada, a través del centro de la ciudad.
En un momento, un grupo decide ir hacia la radio LT8. "No queríamos tomarla, sólo leer una proclama para decirle a la gente que la marcha se estaba haciendo", apunta. La final de la Copa América copaba la programación, y los jóvenes no lograron su cometido. Mientras, comenzaron a escuchar el sonido de los lanza gases.
"Salimos a la calle. Corrí por Córdoba hacia Italia, y a mi lado un joven cayó de boca. Enseguida una mancha roja aparece en su espalda. Intenté socorrerlo. Junto a otros, nos corrimos hacia la vereda, dejamos pasar una carga de la Infantería y fuimos hacia Italia. Doblamos y llegamos hasta el sanatorio Palace", relata Reinaldo en diálogo con Señales.
El sanatorio estaba cerrado por seguridad. Mientras insistían para que les abrieran, la policía cargó contra ellos. Después, las puertas se abrieron y llegaron hasta la guardia.
"Lo apoyamos en la camilla y le tomé el pulso, ya no lo tenía", dice Reinaldo tras aclarar que cuando lo trasladaban también lo había hecho y estaba vivo.
"Murió desangrado en el umbral mientras nos pegaban sablazos. Hice todo lo pude por salvarlo", asegura.
Luis Blanco tenía 15 años. "Fue parte de la gente que se acercó a la marcha espontáneamente", se lamenta aún hoy Reinaldo.
El médico, quien en la década del 80 tuvo un paso por el gobierno de Raúl Alfonsín, llamó a sus amigos Felipe Rodríguez Araya y Mario Ducler, ambos abogados, para hacer la denuncia en Tribunales.
Esa misma noche, y ante el juez Domingo Rodríguez Malianti, denunció el asesinato de Blanco. Después, el magistrado junto a un médico legista irían al sanatorio a certificar la muerte.
"Rodríguez Araya (asesinado por la Triple A en 1975) y Ducler hicieron todo lo posible para que la causa se investigue. Pero bueno, era la dictadura de Onganía", explica Reinaldo.
En 1976, alguien le avisa a Reinaldo que la causa había prescripto y que en Tribunales estaban a punto de incinerar el expediente. Una copia de ese documento integra hoy la muestra sobre el Rosariazo que se exhibe en el Museo de la Ciudad.
L. S.

http://www.lacapital.com.ar/ed_senales/2009/5/edicion_30/contenidos/noticia_5040.html

LISANDRO RODRIGUEZ ARAYA HABLA POR PRIMERA VEZ SOBRE EL SECUESTRO Y ASESINATO DE SU PADRE.
"Mi vida podría haber sido otra"
Es hijo del abogado Felipe Rodríguez Araya que fue secuestrado y asesinado en 1975 por una patota que integraba Walter Pagano, uno de los acusados en el juicio por terrorismo de Estado que se sigue en esta ciudad en la causa "Guerrieri".
por José Maggi
Lisandro Rodríguez Araya, tiene 34 años. El último martes su rostro bañado en lágrimas irrumpió en la sala de audiencias, detrás del blíndex que separa a represores, jueces, fiscales y defensores del público. Tenía el gesto de alguien que por primera vez escuchaba el destino cruel e inexplicable que había tenido su padre, el abogado Felipe Rodríguez Araya. El párrafo elegido en la lectura del requerimiento de elevación a juicio de la causas Guerrieri-Amelong, fue el de la declaración del agente de inteligencia del ejército Gustavo Bueno que recordaba que quien se jactaba a haber asesinado a Rodríguez Araya era Walter Pagano. El represor no estaba detrás del vidrio, sino que había abandonado la sala y seguía la lectura desde una habitación contigua. De otro modo se hubiesen encontrado cara a cara, y podría haber escuchado la pregunta que desde hace 34 años se hace cada día Lisandro. "Quién le dijo a Pagano que podía ponerse el traje de Dios para decidir que mi padre no debía vivir con su familia".
Lisandro accede por primera vez a una entrevista frontal donde cuenta los detalles de aquella madrugada trágica, reflotada esta semana por la difusión de los juicios por delitos de lesa humanidad. "Viví esta semana con sensaciones cruzadas, con alegría de que se sepa quien fue el que mató a mi padre, y con tristeza por saber cómo fue. Lo más triste es ver con impotencia para atrás de que todo pudo haber sido distinto si no hubiese pasado. Ese día todavía me duele, me dolió un montón porque mi vida podría haber sido otra, esa es la bronca que te da, tanto mi vida como la de mis viejos".
"Felipe Rodríguez Araya
era mi papá a quien conozco por lo que me dice la gente sobre él: que era una excelente persona, y que ayudaba a quienes le pedían algo. No lo conocí casi porque tenía nueve meses cuando se lo llevaron la madrugada del 30 de setiembre de 1975.
-¿Qué pasó esa noche?
-Vivíamos en una departamento de calle Mendoza 606, esquina 25 de Diciembre (actual Juan Manuel de Rosas). Habíamos ido al cine, junto a mi hermano Agustín y mi prima Agustina y mis viejos. Volvimos después de las 12 de la noche, cuando llegó un grupo de personas, que tocó timbre. Mi padre le advirtió a mi madre que no abriera, y que se fijara por el balcón quién era. Vio a un hombre que le preguntó por el portero. 'Ojo que son choros, si le abrís se te meten', le remarcó a mi madre y le propuso mirar por el balcón de Juan Manuel de Rosas, desde donde vieron que había dos Ford Falcon estacionados, uno verde y otro celeste, de los que bajaron hombres con armas largas. Mi padre se da cuenta entonces que venían por él, mientras mi madre trataba de convencerlo de que se tirara por el balcón a una construcción vecina y escaparse. Mi papá le dijo que se quedaba porque si escapaba nos iban a matar a nosotros. "Me quedo" le dijo. De inmediato se escuchó un estruendo, que fue el explosivo con el que volaron el blíndex de abajo y enseguida golpearon la puerta. Mi padre llamó por teléfono al Comando (Radioeléctrico) y dijo "soy el abogado Rodríguez Araya. Mendoza 606. Es urgente" y corta. Para entonces ya golpeaban la puerta quienes se identificaron como policías mientras se oían de fondo las armas recargándose. 'Abri o tiramos' gritaron y entonces mi viejo les abrió.
-¿Qué pasó entonces?
-Entraron varios hombres del grupo mientras mi padre les pedía que se identificaran. Ellos le repetían que se quedara tranquilo que se lo llevaban y que en un rato volvían. Le repitieron a mi madre que no se preocupara que iba a volver pronto. 'Flaco ponete el reloj y los zapatos' le ordenó uno de ellos al que mi viejo le exigió que se identificara. Este hombre le entregó una credencial a nombre de "Luis Lescano", nombre que lee en voz alta mirando a mi madre con los ojos desorbitados. Mi vieja nunca más pudo olvidar esa mirada, que entendió tiempo después: mi padre se dio cuenta que ya lo habían secuestrado al procurador Lescano, que iba a aparecer muerto junto a mi padre. Uno del grupo agarró el aparato telefónico para romperlo contra el piso, a pesar de que mi viejo le había pedido que no la dejara incomunicada con tres pibes. Cuando salen del departamento mi madre alcanza a anotar una de las patentes de los autos y baja rápido a la calle con nosotros. Aparece entonces un policía en la vereda y pregunta que había pasado y si era esta a casa de donde habían llamado. Terminamos en la comisaría primera haciendo la denuncia.
-¿Cuándo encontraron los cuerpos?
-Cerca de las 3 de la mañana por un aviso (a LT8) en la autopista a Santa Fe cerca de Ricardone o San Lorenzo. Allí estaba Lescano y papá.
-¿Cómo había sido la vida de tu padre?
-Mi viejo tenía su profesión de abogado y la ejercía, no era un hombre que iba a armado ni era un guerrillero. Defendía a militantes políticos y a todo el mundo. Y los defendía porque se violaban sus derechos humanos cuando no había muchos abogados que aceptaran esos casos. Me contaron uno de una chica a la que logró sacar de la cárcel para que tenga su hijo. Es decir lo mataron por hacer su trabajo. Mi padre también militaba en la Unión Cívica Radical, en la que mi abuelo era un caudillo. Si no lo hubiesen matado hubiese sido sin dudas parte de la historia de este país.
-¿Cómo viviste esta semana el inicio de los juicios por terrorismo de estado?
-La verdad es nunca nadie nos dio una mano con este tema, mi madre mucho no podía hacer porque se la pasaba todo el día trabajando para mantenernos, y yo era muy pibe. Pero nadie de la Unión Cívica Radical ni de derechos humanos me dio una mano. Entonces estábamos solos, y no sabíamos donde tocar. Hasta que hice un quiebre cuando nació mi hija: me dio bronca porque mi viejo no la pudo disfrutar, porque podríamos haber sido una familia hermosa, además de que yo no lo pude disfrutar. Y me pone mal darme cuenta la cantidad de cosas que puedo hacer con mi hija que no pude hacerlas con mi papá. Esto también me empuja a ser el mejor padre posible. Esto me hizo un click para empezar a hacer algo.
-¿Y que hiciste?
-Reabrí la causa por el asesinato de mi padre. Empecé a investigar el tema y mover el expediente, sobre todo en este momento donde todo sale a la luz y es más fácil toda. Ahora tuve ayuda externa, pero la causa reabierta hace un año está en la fiscalía Nº 1 del doctor DiGiovanni y el juzgado de Marcelo Bailaque está lenta, cuesta hacerla avanzar. Empezamos bien pero nos estancamos. Están mi declaración y la de mi madre, y nada más. Esta semana denunciaron al ex fiscal Ricardo Vázquez que tuvo esta causa, y al juez Bailaque por no haber anexado a esta causa la declaración de Bueno diciendo que Pagano lo mató.
-¿Qué pudiste rearmar de esa historia?
-Tengo la declaración de Gustavo Bueno que es primordial, que dice que uno de los que mató a mi papá es Walter Pagano. Obviamente no fue el único, ya que eran unas nueve personas en el grupo que lo secuestró y asesinó.

http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/rosario/9-20099-2009-09-06.html


No hay comentarios:

gRAcias por su visita

REZO LAICO DE ALFONSÍN

REZO LAICO DE ALFONSÍN
PREAMBULO CONSTITUCIONAL

META Y MÉTODO

META Y MÉTODO
FIRMA: RAUL ALFONSIN

Hemos perdido un LEON

Hemos perdido un LEON
En la madrugada del día de la fecha 8 de Enero de 2009 falleció nuestro querido Luís "Bicho" León. Sus restos serán velados en el Congreso de la Nación a partir de las 15 hs. Recomiendo leer Semblanza de Luis Leon por Ing. Mario Jaraz

IRROMPIBLES EN CUBA

IRROMPIBLES EN CUBA
VISITA CONMEMORATIVA Y SOLIDARIA

25 años y para siempre!

25 años y para siempre!
Lo que entre todos conseguimos y lo que aspiramos a conseguir

LEOPOLDO tiene WEBos!!

LEOPOLDO tiene WEBos!!
" En esta pagina voy a tratar de reflejar mas de cuarenta años de militancia política al servicio de los intereses nacionales, de la sociedad, de quienes me votaron en mis sucesivos mandatos legislativos y partidarios y de la Unión Cívica Radical. Son décadas donde puse junto a muchos otros de mi generación, esfuerzo, lucha, trabajo, estudio y la pasión de un compromiso ideológico que aquí volcare en reflexiones, documentos, proyectos parlamentarios, acciones, comunicados de prensa y toda otra forma de expresar lo que ha sido el intento de mantener coherencia, un valor hoy descuidado por la política, en la defensa y promoción de principios nacionales, democráticos, progresistas, propios de la raíz filosófica del radicalismo y de su dilatada presencia histórica".LEOPOLDO MOREAU.

Irrompibles

NUEVOS DERECHOS HUMANOS

NUEVOS DERECHOS HUMANOS
Presidente Honorario: Ernesto Sábato /Presidente:Hipólito Solari Yrigoyen

Banderas Rojiblancas

Banderas Rojiblancas
en mi corazón!

AMIGOS CUBANOS

CUBA CUBA CUBA

CUBA CUBA CUBA
EL PUEBLO TE SALUDA

FLORentina DE RADICAL!

FLORentina DE RADICAL!
DECALOGO DE LA MUJER POLITICA (hacé click en la foto y entrá al blog de DAMAS AL FRENTE) LA FUNDACION KONEX, PREMIA A MARIA FLORENTINA GOMEZ MIRANDA El próximo lunes 10 de noviembre, a las 19 horas, la Fundación Konex realizará la ceremonia de entrega de los "Premios Konex". La misma se llevará a cabo en el Salón de Actos de la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos AiresDurante dicha ceremonia se les otorgará la "Mención Especial Konex Mercosur" a la Dra. María Florentina Gómez Miranda y Estela de Carlotto..

IUSY

IUSY
Juventudes Socialistas

FUNDACION SERGIO KARAKACHOFF

FUNDACION SERGIO KARAKACHOFF
PARA ESTUDIO DE TEMAS NACIONALES (FUTENA)

DALE VENÍ.

DALE VENÍ.
ES MOMENTO DE PARTICIPAR

Unos Capos del Reggae

Unos Capos del Reggae
CHALA RASTA

Un Click Recomendable

La Militancia trabajando por un...

Volanteada Irrompible

PAPELON LEGISLATIVO

PAPELON LEGISLATIVO
ESTO ES PRO?

ABUELAS DE PLAZA DE MAYO.

ABUELAS DE PLAZA DE MAYO.
AUN BUSCAN A SUS NIETOS. Si naciste entre 1975 y 1980 y tenés duda sobre tu identidad acercate a Abuelas

PREMIO NOBEL DE LA PAZ

PREMIO NOBEL DE LA PAZ
CREA UN FORO DE PENSAMIENTO

MADRES DE LA PLAZA

MADRES DE LA PLAZA
EL PUEBLO LAS ABRAZA! Linea Fundadora.

MARCHA POR REDISTRIBUCION

MARCHA POR REDISTRIBUCION
DE LA RIQUEZA

CELS-Centro de Estudios

CELS-Centro de Estudios
Legales y Sociales.-Denuncia:Liberan a más de una decena de acusados por crímenes de lesa humanidad