lunes, 2 de noviembre de 2009
















1 DE NOVIEMBRE DE 1963
DON ARTURO
LE PUSO LOS PUNTOS AL EMBAJADOR YANQUI
Esta anécdota, que me fue contada por mi madre, Emma Illia. Tiene que ver con la famosa trastienda de la anulación de los contratos petroleros.
Está contada en primera persona por Don Arturo.
(Galo Soler Illia)

“Nosotros tuvimos el primer conflicto serio cuando anulamos los convenios petroleros en noviembre de 1963. Voy a referir el episodio porque vale la pena que sea conocido. Fue un sábado a la mañana cuando dimos a conocer el decreto, dado con circunspección, con toda reflexión, sin atacar a nadie, basándonos en razones fundamentales con relación a los convenios petroleros. Yo llegaba a la Casa de Gobierno los lunes a las 8 de la mañana y me retiraba los sábados a las 2 de la tarde; comía y dormía allí: Así lo hice durante todo el período, nunca tomé un día de vacaciones. Estuve permanentemente al pie del cañón, me parecía que tenía necesidad de cumplir mis funciones de esa manera”.
“A la tarde de ese día sábado, el embajador norteamericano, el Sr. Mc.Clintock, pide una urgente audiencia estando yo en la Quinta de Olivos. Por supuesto le hice contestar que llegara, que no tenía inconveniente en recibirlo. Llegó el embajador y cuando entró este señor a un pequeño escritorio, le recibí de pie. El Sr. Mc.Clintock, sin decirme siquiera buenas tardes ni darme la mano, me dijo así, en una forma bastante agria y con gesto adusto: ‘Sr., vengo a comunicarle que Estados Unidos suspende toda ayuda económica a Argentina, por el decreto que usted ha dado a publicidad esta mañana’”.
“Entonces, naturalmente de pie, le contesté: ‘Creo que es un error del gobierno de Estados Unidos tomar esta determinación. Pero como esto que Ud. me está diciendo verbalmente tendrá que ratificarlo por nota, desde ya le anuncio cuál va a ser la contestación contenida en la nota del gobierno argentino. Simplemente va a ratificar esto: La actitud del gobierno argentino es irreversible’. ¡No tenemos más nada que conversar, hemos terminado la entrevista!’. Y se retiró el embajador norteamericano.
Mire Ud. la diferencia, cómo entonces se defendía realmente el prestigio de la República Argentina. Sin temores, aunque fuera el embajador norteamericano. Yo no dije a nadie lo ocurrido ese sábado por la tarde. A ningún ministro, ni a mi mujer, de la conversación que habíamos tenido. Estaba esperando el día lunes que llegara la nota para contestarla. Pero el domingo, por la mañana me dice el Dr. Zabala Ortiz: ‘Hablan de Estados Unidos, de la Embajada Argentina, si Ud. mañana lunes puede recibir al Sr. Harriman. Le contesto que no tengo ningún inconveniente, que lo recibiría. El Sr. Harriman era un personaje de trascendente importancia en Estados Unidos, era el que había establecido las vinculaciones con Churchill, Roosevelt y Stalin; es decir, un hombre de primera magnitud que había estado incorporado a este tipo de negociaciones del más alto nivel.
El día lunes vino Harriman. No llegó como el embajador norteamericano pisando fuerte, llegó como un hombre educado, un gran personaje. Me saludó. Creo que lo recibí con el Ministro de Economía, Dr. Blanco, y con el Dr. Zabala Ortiz. Y me dijo: ‘Sr., vengo a Argentina como enviado personal del presidente Kennedy, para manifestarle que cree que un contrato firmado por dos partes, las compañías petroleras y el gobierno argentino, no puede ser anulado por una de las partes unilateralmente, y que si el gobierno argentino cree que esos contratos petroleros tienen defectos, deben pasar a la justicia y que ella manifieste si hay alguna causa o razón de anulación’.
El planteo era completamente lógico y le contesté: ‘Sr., de acuerdo al Derecho Público lo que Ud. me dice es inobjetable, pero nosotros, como dice el propio decreto de recesión de los contratos petroleros, los hemos anulado por una causa política: porque interfieren la soberanía económica de Argentina. De manera que la resolución del gobierno argentino supera cualquier sub-resolución, cualquier explicación de carácter jurídico’. Y volvió a reiterar sus puntos de vista y yo a reiterar los míos. No salíamos de nuestras posiciones. Él quería ir a la Justicia y el gobierno argentino sostenía que ya estaba resuelto. Se había dado el decreto, y de acuerdo con las razones que le incorporábamos, defendíamos la soberanía e indemnizábamos la justa inversión de las compañías norteamericanas; teníamos el derecho de hacerlo, el decreto no tenía ninguna vinculación con la justicia.
Como el problema estaba siempre en el mismo sitio, después de 10 minutos dije a Harriman: ‘Sr., Ud. conoció muy bien a Stalin, a Churchill, a Roosevelt. ¿Por qué en vez de hablar de algo donde no tenemos ninguna solución y donde, si quiere, al final voy a ratificar estas expresiones en una carta que voy a escribir al presidente Kennedy si tiene la bondad de llevársela, por qué no me habla de esas cosas? ¿Para qué vamos a estar hablando de problemas de esta naturaleza, que en realidad es imposible que nos podamos entender porque la actitud del gobierno argentino es inmodificable?’.
Al hombre, hecho a todas estas negociaciones de carácter internacional, le sorprendió que un presidente argentino, cuando estaba hablando de un asunto tan serio e importante, más para ellos que para nosotros, porque hacían gran presión sobre el gobierno de Estados Unidos las compañías petroleras, le dijera estas cosas. Y miró, dudó unos segundos, y al final habló una hora y media de sus conversaciones con Italia, de lo que era la Unión Soviética, lo que habían hecho en Yalta, cómo había sido la conferencia, cómo era Churchill. Habló de temas absolutamente ajenos al propósito que lo había traído a Argentina. Y cuando terminó, tomé un papel y escribí una carta al presidente Kennedy donde le decía lo mismo: la resolución tomada por el gobierno argentino no ofende al pueblo norteamericano; lo hace en nombre de la soberanía económica con la cual interfieren los contratos petroleros; creo que si se paga la justa inversión, este asunto está terminado. Y la firmé y él llevó la carta.
El lunes ya había llegado Harriman a Estados Unidos. El martes a la mañana, antes de salir para un viaje a Dallas, el presidente Kennedy reúne a los periodistas. Seguramente instruidos por el propio presidente Kennedy, le interrogan: ‘¿Qué determinación va a tomar el gobierno de Estados Unidos frente al decreto dado por el gobierno argentino anulando los convenios petroleros?’. Y Kennedy les contesta: ‘Es un acto de soberanía económica ejercido por el gobierno argentino, y si reembolsa la justa inversión, este asunto está terminado’.
Es decir, un problema de esta magnitud, lo dio por terminado el presidente Kennedy en una conferencia de prensa al día siguiente de haber conversado con Harriman. Por supuesto que ni me acordé de decirle al Sr. Harriman de la presentación del embajador norteamericano. No sé si fue un chantaje, si vino a decir alguna cosa que realmente le habían comunicado desde el Departamento de Estado.
El día miércoles el presidente Kennedy fue a Dallas. Allí lo mataron, lo asesinaron el 22 de noviembre, lo que fue muy lamentable.

APOSTOL DE LOS POBRES
Algunos aún hoy lo recuerdan como el Apóstol de los Pobres. Otros, cada vez menos, prefieren destacarlo como un presidente lento en la toma de decisiones. A más de cuarenta años de su derrocamiento, a nadie le quedan dudas de que Arturo Umberto Illia fue un hombre de firmes convicciones que sucumbió víctima de la escasa cultura democrática de la sociedad argentina de aquel entonces.
Médico de profesión, Illia terminó convertido en político por vocación de servicio. Hijo de inmigrantes italianos, nació en Pergamino el 4 de agosto de 1900, pero forjó su carrera profesional y política en Córdoba, más precisamente en Cruz del Eje.
En aquella por entonces pequeña población cordobesa, Illia se radicó en 1929 para convertirse en médico de los empleados del ferrocarril. Lo hizo después de comprometerse a cumplir esa tarea ante el presidente Hipólito Yrigoyen, con quien se había entrevistado un año antes.
Ya para ese entonces era afiliado radical, opción que había adoptado cuando ingresó en la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires. Pero Cruz del Eje no hizo más que fortalecer su vocación profesional y sus convicciones políticas. Como médico, se ganó el mote de "Apóstol de los Pobres", porque atendía a todos sin mirar su condición social. Como político, fue diputado provincial, senador nacional y vicegobernador de Santiago del Castillo, entre 1940 y 1943.
Con el radicalismo dividido, Illia se convirtió en 1963 en la opción de Ricardo Balbín para competir en las elecciones presidenciales de julio de ese año, que, finalmente, ganó como candidato de la Unión Cívica Radical del Pueblo (UCRP).
Sin embargo, Illia debió luchar desde el comienzo de su gobierno con la debilidad de origen de haber ganado las elecciones presidenciales con apenas el 25,15% de los votos (sólo otro político, Néstor Kirchner, llegaría a la Casa de Gobierno con un porcentaje menor), producto del boicot ordenado por Juan Domingo Perón, en repudio de la continuidad de la proscripción del peronismo.
Asumió el poder el 12 de octubre y dos meses después, el 15 de diciembre, tomó una de sus más valerosas medidas, al anular los contratos petroleros firmados por el gobierno de Arturo Frondizi.

ILLIA LO INVITA A TOMARSE EL OLIVO...DIPLOMATICAMENTE
Cuenta una de las anécdotas más jugosas que tras la decisión, un sábado a la mañana, se presentó en la quinta de Olivos el embajador de los EE.UU., Robert McClintock, y pidió hablar con el presidente. Illia lo recibió y tras escuchar al diplomático expresar su queja, le respondió: "Mire, lo recibí en mi día de descanso y en la residencia presidencial porque es el embajador de un país amigo y creí que su visita no era oficial. Pero si tiene alguna queja que presentar en nombre suyo o de su gobierno le aclaro que esos asuntos se atienden en la Cancillería, de lunes a viernes y en horario oficial. Buenos días..."

UN HACEDOR
El ex senador José María García Arecha rechaza las acusaciones sobre la supuesta lentitud del gobierno de Illia. "Nunca fue reconocido como un presidente hacedor, pero lo fue", dijo a LA NACIÓN.
No le falta razón. En sus dos años y ocho meses de gobierno sancionó las leyes de salario mínimo y de medicamentos -otro hito que provocó malestar en grupos de poder económico-, y canceló la deuda existente con el Club de París. Además, en 1965, el canciller Miguel Ángel Zavala Ortiz logró que la ONU, por primera vez, emitiera una resolución, la 2065, instando a ambas partes -en realidad a Gran Bretaña- a negociar una salida pacífica al conflicto por Malvinas.
Illia también mostró con claridad su convicción democrática al levantar la proscripción al peronismo, no así la que pesaba sobre el propio Perón, que pudo así participar en las elecciones legislativas de 1965.
Pero esto no impidió que el peronismo lo hostigara. Los sindicatos le hicieron la vida imposible porque frustró el retorno de Perón, en 1964, con un plan de lucha que alcanzó la toma de once mil establecimientos fabriles y que concluyó con la liberación de tortugas en Plaza de Mayo.
Por su parte, los militares siempre fueron otro factor de presión y, amparándose en el desinterés de Illia por proteger al país del comunismo -tanto que le vendió alimentos a China-, y en un eventual triunfo del peronismo en las elecciones provinciales de 1967, dieron un nuevo golpe de Estado que, para tragedia de los argentinos, no fue el último.

Arturo Illia y la anulación de los contratos petroleros
(Como informó a la opinión pública el diario El Día de La Plata)
Prof. César Arrondo-U.N.L.P.
INTRODUCCIÓN
El presente trabajo de investigación tiene por objeto analizar uno de los últimos hechos políticos de nuestra historia, en defensa de la soberanía nacional, tanto en lo económico como en lo político, como fue la política desarrollada por el Presidente Constitucional Arturo Illía, (1963-1966), al cumplir con el programa político de su partido, la Unión Cívica Radical del Pueblo, en cuanto a lo comprometido en sus mensajes de la campaña electoral, de recuperar el control estatal de los recursos naturales, en este caso particular, del petróleo, para lo cual, una vez en el gobierno, se desarrollarán las acciones políticas necesarias, que posibiliten anular los contratos petroleros, que el Estado Argentino había firmado con empresas extranjeras.
Nadie discute la defensa que el radicalismo argentino ha hecho de los recursos naturales que posee la Nación. Le cabe el orgullo de ser creadora de Yacimientos Petrolíferos fiscales (YPF), y de haber mantenido en forma inalterable una clara conducta, guiada por el objetivo de desarrollar la industria de la energía con independencia y soberanía. En tal sentido, por no ceder ante los imperialismos, cayó Hipólito Yrigoyen en 1930, fue un golpe con olor a petróleo.
Los Hechos, más memorables de la historia económica del país, tal como la anulación de los contratos petroleros realizada en el año 1963, por el Presidente Illía, han contado a la Unión Cívica Radical, como protagonista principal, jamás desde el gobierno se apartó un milímetro de sus definiciones básicas. El pueblo así lo ha comprendido, a pesar de campañas costosas con el fin de demostrar lo contrario.
Lamentablemente, la miopía política de sectores que podrían tener coincidencias con el radicalismo, hace que se reciban sólo ataques mal intencionados en el mismo momento en que las deliberadamente, se olvida que Enrique Mosconi pudo existir porque la República tuvo dos presidentes que se llamaron Yrigoyen y Alvear.
No fue tarea fácil para un gobierno, que asumió con el 25,2 % de los votos, con 169 electores propios, pudiendo llegar a contar los 270 electores requeridos por el Colegio Electoral, a partir de una serie de alianzas con otros partidos minoritarios. Cabe recordar que el peronismo se encontraba ilegalizado, y que sus votos en blanco ascendieron al 21 %. En este sentido, Illía asume con una manifiesta debilidad, ya que al igual que Hipólito Yrigoyen, no cuenta con mayoría en el Congreso de la Nación y se encontraba acechado por la tenacidad de las corrientes totalitarias, siempre influyentes y durante muchos años dominantes luego del golpe de estado de 1930.
La investigación propuesta, pretende aportar otra mirada a la anulación de los contratos petroleros, para lo cual, utilizaré una fuente periodística, en este caso, el diario El Día de la ciudad de La Plata, fundado en 1884, y a partir de la indagación, seguramente se sumarán nuevos elementos, para el enriquecimiento del debate de este importante hecho histórico.

PARA CONTINUAR LEYENDO, ENTRE OTRAS COSAS, DISCURSO PRESIDENCIAL ANUNCIANDO VOLUNTAD DE ANULAR CONTRATOS DE PETRÓLEO :
http://www.unsam.edu.ar/escuelas/politica/centro_historia_politica/material/166.pdf

INSTITUTO YRIGOYENISTA

No hay comentarios:

gRAcias por su visita

REZO LAICO DE ALFONSÍN

REZO LAICO DE ALFONSÍN
PREAMBULO CONSTITUCIONAL

META Y MÉTODO

META Y MÉTODO
FIRMA: RAUL ALFONSIN

Hemos perdido un LEON

Hemos perdido un LEON
En la madrugada del día de la fecha 8 de Enero de 2009 falleció nuestro querido Luís "Bicho" León. Sus restos serán velados en el Congreso de la Nación a partir de las 15 hs. Recomiendo leer Semblanza de Luis Leon por Ing. Mario Jaraz

IRROMPIBLES EN CUBA

IRROMPIBLES EN CUBA
VISITA CONMEMORATIVA Y SOLIDARIA

25 años y para siempre!

25 años y para siempre!
Lo que entre todos conseguimos y lo que aspiramos a conseguir

LEOPOLDO tiene WEBos!!

LEOPOLDO tiene WEBos!!
" En esta pagina voy a tratar de reflejar mas de cuarenta años de militancia política al servicio de los intereses nacionales, de la sociedad, de quienes me votaron en mis sucesivos mandatos legislativos y partidarios y de la Unión Cívica Radical. Son décadas donde puse junto a muchos otros de mi generación, esfuerzo, lucha, trabajo, estudio y la pasión de un compromiso ideológico que aquí volcare en reflexiones, documentos, proyectos parlamentarios, acciones, comunicados de prensa y toda otra forma de expresar lo que ha sido el intento de mantener coherencia, un valor hoy descuidado por la política, en la defensa y promoción de principios nacionales, democráticos, progresistas, propios de la raíz filosófica del radicalismo y de su dilatada presencia histórica".LEOPOLDO MOREAU.

Irrompibles

NUEVOS DERECHOS HUMANOS

NUEVOS DERECHOS HUMANOS
Presidente Honorario: Ernesto Sábato /Presidente:Hipólito Solari Yrigoyen

Banderas Rojiblancas

Banderas Rojiblancas
en mi corazón!

AMIGOS CUBANOS

CUBA CUBA CUBA

CUBA CUBA CUBA
EL PUEBLO TE SALUDA

FLORentina DE RADICAL!

FLORentina DE RADICAL!
DECALOGO DE LA MUJER POLITICA (hacé click en la foto y entrá al blog de DAMAS AL FRENTE) LA FUNDACION KONEX, PREMIA A MARIA FLORENTINA GOMEZ MIRANDA El próximo lunes 10 de noviembre, a las 19 horas, la Fundación Konex realizará la ceremonia de entrega de los "Premios Konex". La misma se llevará a cabo en el Salón de Actos de la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos AiresDurante dicha ceremonia se les otorgará la "Mención Especial Konex Mercosur" a la Dra. María Florentina Gómez Miranda y Estela de Carlotto..

IUSY

IUSY
Juventudes Socialistas

FUNDACION SERGIO KARAKACHOFF

FUNDACION SERGIO KARAKACHOFF
PARA ESTUDIO DE TEMAS NACIONALES (FUTENA)

DALE VENÍ.

DALE VENÍ.
ES MOMENTO DE PARTICIPAR

Unos Capos del Reggae

Unos Capos del Reggae
CHALA RASTA

Un Click Recomendable

La Militancia trabajando por un...

Volanteada Irrompible

PAPELON LEGISLATIVO

PAPELON LEGISLATIVO
ESTO ES PRO?

ABUELAS DE PLAZA DE MAYO.

ABUELAS DE PLAZA DE MAYO.
AUN BUSCAN A SUS NIETOS. Si naciste entre 1975 y 1980 y tenés duda sobre tu identidad acercate a Abuelas

PREMIO NOBEL DE LA PAZ

PREMIO NOBEL DE LA PAZ
CREA UN FORO DE PENSAMIENTO

MADRES DE LA PLAZA

MADRES DE LA PLAZA
EL PUEBLO LAS ABRAZA! Linea Fundadora.

MARCHA POR REDISTRIBUCION

MARCHA POR REDISTRIBUCION
DE LA RIQUEZA

CELS-Centro de Estudios

CELS-Centro de Estudios
Legales y Sociales.-Denuncia:Liberan a más de una decena de acusados por crímenes de lesa humanidad